Tu Marca Personal vista por Alicia en el País de las Maravillas

Escrito huyendo de los estereotipos de su época (o más bien, como crítica a ellos), Alicia en el País de las Maravillas es un cuento infantil para el que su autor, Lewis Carroll, quiso que no hubiera moraleja y sin embargo está lleno de elementos sobre los que reflexionar.

De todo lo que se ha dicho (y se ha dicho muchísimo) sobre este clásico de la literatura mundial, hoy quiero quedarme con las enseñanzas que podemos extraer, aplicadas al emprendimiento y más concretamente, al concepto de Marca Personal.

 

¿Qué es eso de Marca Personal?

Seré breve. No voy a definir lo que los expertos han explicado amplia y maravillosamente.

Si aún no tienes claro qué es Marca Personal, dejaré que lo definan dos de los grandes:

“Es lo que representas, son tus valores, es la huella que dejas en la mente de otros”

Andrés Pérez Ortega

“Es encontrar lo diferente, lo relevante y lo especial que hay en ti para compartirlo con los demás”

Catherine Kaputa

Y si 2 te parecen pocas, Eva Collado, otra crack de este tema, te da 30 definiciones más

 

El viaje del emprendedor 🚀

Cuando te lanzas a un proyecto de reinvención profesional, comienzas un viaje que, en mi opinión, se parece mucho al de Alicia.

Si recuerdas la historia, Alicia es una niña que está recibiendo una “aburrida” clase de historia de su hermana mayor cuando ve a un Conejo Blanco que habla y decide seguirlo por su madriguera.

 

Un día, tomas la decisión de reinventarte y empezar de cero. Has decidido que, a partir de ahora, tu empresa eres tú.

 

Siguiendo al Conejo, cae en un pozo por el que atraviesa el centro de la Tierra y llega a una habitación cerrada.

Su nueva situación cuestiona todas sus certezas. La lógica y sus parámetros desaparecen. Se cumple su ilusión, inicialmente expresada a Diana, su gatita:

“Si yo hiciera mi mundo, todo sería un disparate, porque todo sería lo que no es y entonces al revés, lo que es, no sería y lo que no podría ser, sí sería.”

Lo curioso es que, en el momento en el que su ilusión empieza a ser una realidad, Alicia pasa a un estado de confusión total que la hace ponerse a llorar desconsolada.

 

¡Qué ilusión! Ser tu propia jefa y trabajar cómo, cuándo y cuánto quieras. Ya. Pero un día te levantas con ilusión y al instante siguiente te entra un vértigo que te atenaza, porque tu plan es una completa locura.  O no…

 

¡Ay, Dios! ¡¡¿Para qué habré llorado tanto?!!

Se pregunta la niña, al ver que está a punto de ahogarse en llanto. Increíblemente, navegando en el mar de sus propias lágrimas consigue salir de la habitación en la que aparentemente estaba encerrada y llega así, al País de las Maravillas.

 

Porque es esa desesperación la que, una vez superada, te enseña, te da fuerza, te ayuda a enfocarte cada vez más y mejor, y te recuerda que eres humana.

Para llegar al País de las Maravillas, que no es ni mucho menos idílico, a veces se llora; y está bien. 

 

La primera parte de su aventura es angustiante. Alicia está desconcertada y se siente perdida ante la sucesión de cosas que escapan a su control como, por ejemplo, sus cambios físicos. Ahí lo dejo…

Hace muchas preguntas, pero sus dudas nunca son resueltas por los personajes con los que se topa. La incoherencia de estos personajes y su egoísmo le resultan frustrantes; cada uno va a la suya y no muestra ninguna empatía hacia ella.

O no le prestan atención (el Conejo Blanco), o solo quieren soltarle su royo (Los Gemelos), o la rechazan por no ser una de ellas (Las flores del jardín), o la desprecian (la Oruga)… Alicia sin duda está fuera de su zona de confort.

 

Pues sí, el mundo esta lleno de gente egoísta que va a la suya, pero oye, también de ellos aprendo cosas, porque algunos son muy buenos en lo suyo.

Lo importante es darte cuenta de que, el proceso de reinvención y creación de tu Marca Personal es, además, una transformación personal que pasa necesariamente por una fase de descubrimiento y auto definición.

En el transcurso, tienes muchas preguntas, pero es inútil esperar que te las respondan los demás. Deberás contestarte a cosas como ¿cuáles son mis talentos? ¿qué puedo ofrecer? ¿cuál va a ser mi Misión?…

El viaje interior

Su encuentro con la oruga es diferente a los que ha tenido hasta ese momento. El bichejo la interroga sobre su identidad:

Oruga: ¿Quién eres tú? 

Ante lo que Alicia no sabe qué decir y simplemente balbucea:

Alicia: Ya no lo sé, señor. He cambiado tantas veces que ya no lo sé. Y añade, No podría explicarme señor, porque yo ya soy no soy yo.

 

¡Justo en la diana! Si no sabes quién eres, difícilmente podrás crear una Marca Personal.

En el inicio de cualquier emprendimiento hay mucho ensayo-error. Mucho viaje interior, mucho bucear en tus valores y tus objetivos vitales. Yo estoy aún en ese punto e intuyo que me queda mucho aún. Pero algo sí sé, y es que, al igual que Alicia, ya no soy la misma que cuando empezó todo.

 

Estrategia Personal

Sigamos con el cuento 😊

Algo más adelante, nuestra protagonista llega a una encrucijada que le ofrece gran variedad de caminos alternativos y se pregunta cuál debería escoger. Ahí aparece el personaje del gato de Chesire, cuyo diálogo con la niña no tiene desperdicio.

Alicia: Solo debo saber qué camino debo tomar.

Gato: Pues depende a dónde quieras ir tú.

Alicia: Eso no importa.

Gato: Entonces, realmente, no importa el camino que escojas.

 

Alicia olvidaba que, para no andar dando tumbos, uno debe saber dónde va. Y esta pregunta, en el diseño de tu Estrategia Personal, es fundamental porque cuanto más específica sea tu respuesta, más claro tendrás el camino a elegir: ¿qué cursos harás? ¿qué inversión necesitas? etc.

 

La historia prosigue con mil aventuras; la reina de corazones, el partido de croquet, el absurdo juicio… y finalmente, la vuelta a la realidad. Pero esto lo dejaremos tal vez para otro post.

 

En conclusión

  1. Todo empieza con una idea. ¿Locura? ¿ilusión? A Alicia continuamente le espetan que lo que dice es una tontería. No dejes que la gente te haga creer semejante cosa. Lo que tú tienes es un sueño. ¡Ve a por ello!
  2. Las crisis (y los sollozos) son parte del camino. Esas lágrimas aclaran tus ojos para que puedas contemplar con más precisión tu Visión.
  3. Para crear tu Marca personal y definir tu estratega empresarial, primero tendrás que conocerte bien. Saber cuáles son tus aptitudes y cuáles son tus retos. Entonces podrás definir tu Misión.
  4. Esta aventura, para que salga bien, exige un proceso de descubrimiento personal, de viaje interior.
  5. Una vez definidas ambas, hay que echar a andar, pero sabiendo hacia dónde. Sin destino claro no seremos capaces de definir los Objetivos, subobjetivos, planes y presupuestos que serán necesarios.

 

Te dejo como broche final un breve y fantástico resumen hecho en el canal Marketing.TV por todo un referente en el tema, Juan Merodio.

 

 

Y tú ¿tienes alguna frase favorita de este clásico o su secuela, Alicia a través del Espejo? ¿La compartes conmigo?

 

Icons from http://www.flaticon.com

Anuncios